¡Ofertas!

Cultura y Patrimonio

Sierra de Gata es uno de esos rincones lleno de aspectos singulares que enriquecen al visitante. Su situación en la frontera con Portugal y con la provincia de Salamanca no hace sino aumentar su patrimonio cultural; la mezcla de estas influencias hace de todas las poblaciones de Sierra de Gata lugares con magia que perdura en el recuerdo.

 

Patrimonio histórico

Cada pueblo de la comarca de la Sierra de Gata es un descubrimiento para el visitante, mostrando una arquitectura popular y religiosa muy atractiva basada en la piedra, que destaca por su variedad: caseríos, casas blasonadas, palacios, almazaras, ermitas, iglesias… Entre estas últimas hay magnificas muestras como Ntra. Sra. de los Ángeles en Acebo o la Concepción en Cadalso, con un espléndido retablo. Ntra. Sra. de los Apóstoles en Cilleros, la Asunción en Valverde del Fresno, San Julián el Hospitalario en Descargamaría, el retablo barroco de la iglesia de Sta. María Magdalena en Villamiel. Ntra. Sra. de la Asunción en Perales del Puerto, la ermita de la Divina Pastora en Eljas, el templo de la Asunción en Torrecilla de los Ángeles, la iglesia de San Pedro en Santibáñez el Alto, y un largo etcétera. Como símbolo muy especial de la arquitectura popular serragatina destaca el llamado zahurdón; una construcción de planta circular y origen celta, antiguo refugio de pastores, hecha de mampostería y abierta en centro para la salida del humo de la lumbre. Otro edificio típico de la comarca es la casa de tres alturas: en la planta baja se localiza la cuadra y la bodega, en la central la vivienda y en la última, el sobrado o desván. El material constructivo dominante en la comarca es el granito, aunque también se use pizarra y barro, mientras la madera sirve para separar los pisos en altura, para la división interna de los mismos y armazón de los tejados. Aunque la mayoría de los municipios ofrece interesantes muestras de arquitectura popular y religiosa, por el excelente estado de conservación de sus cascos históricos, cinco de ellos han sido declarados por la Consejería de Cultura y Patrimonio de la Junta de Extremadura como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico Artístico: Gata, Hoyos, Robledillo de Gata, San Martin de Trevejo y Trevejo.

 

Castillos      

 

Torre de Almenara: Se encuentra en una de las zonas más escarpadas de la comarca, en el término municipal de Gata, sobre un impresionante cerro granítico. Es de planta pentagonal, hecha con piedra y cal, con sillares en sus cinco esquinas. En 1212 Alfonso IX de León se la arrebató a los musulmanes y posteriormente fue entregada para su custodia a la Orden Militar de Alcántara. El castillo actual fue construido en el s. XIV sobra la obra anterior.

Castillo de Trevejo: Las ruinas que aún hoy pueden verse corresponden al castillo erigido entre los siglos XV y XVI sobre una vieja fortaleza musulmana. Se encuentra en estado de ruina, pero junto la iglesia, las tumbas antropomorfas y la pequeña aldea de Trevejo, originaria del siglo XII, ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico.

Castillo de Eljas: El castillo de Eljas se encuentra próximo a la Plaza Mayor de esta localidad y fue construido en el siglo XV, reformado en el XVI, y destruido parcialmente en el siglo XVII durante la guerra contra Portugal. Fue cabeza de la Encomienda de Alcántara. Se encuentra en estado de ruina consolidada y es de acceso libre.

Castillo de Santibáñez el Alto: Los orígenes árabes de este castillo, probablemente la fortaleza más importante de la sierra de Gata, se remontan al siglo IX. La villa fue fortificada y su castillo reconstruido sobre los siglos XI y XII por los templarios de la Orden del Pereiro y más tarde por la de Alcántara. Fue visitado por los reyes Alfonso XI, Fernando II de León y Alfonso IX. Hoy alberga el cementerio del pueblo en su plaza de armas, pero es además un mirador privilegiado sobre las tierras cercanas.                                                                                                                                                                                                                                                                                              

      

 

Cultura y costumbres 

A fala 

 

Esta lengua materna, afortunadamente aún en uso ha sido reconocida por la Junta de Extremadura como Bien de Interés Cultural. Según demuestran recientes estudios filológicos e históricos, se trata de una rama del galaico portugués que siguió a la romanización peninsular y que tras la reconquista en tiempos de Fernando II y Alfonso IX, ha sobrevivido en esta zona. Su fonética, morfología y léxico, como en las zonas zamorana, Bierzo y occidente Asturiano, son asimilables al gallego y la diferencian bien del portugués, aunque con ambas lenguas comparta la efe inicial y etimologías latinas. Se aprecian en la Fala rasgos del antiguo leonés, préstamos del árabe y bastantes palabras prerromanas, como ocurre con el castellano y otras lenguas románicas, que por el siglo X y XI eran tan similares en Iberia. La Fala vive y se utiliza en tres villas serragatinas y aunque básicamente es igual en sus raíces presenta tres variantes locales: “o mañegu” en San Martín de Trevejo, “o lagarteiru” en Eljas y “o valverdeiru” en Valverde del Fresno.

 

 

 

Artesanía   

 

 

En la actualidad, cuando buena parte de los objetos de uso doméstico se han industrializado, han desaparecido o están en trance de hacerlo no pocos oficios de antaño. Sin embargo, en nuestra comarca permanecen algunos testimonios vivos de ese pasado como es el caso de las encajeras de bolillos, que todavía siguen haciendo estas labores en Acebo y que se distribuyen por medio mundo. En Gata aún existe algún “orive” que sigue elaborando que sigue elaborando los aderezos (argollas, pendientes de lazo, hilos y cruces de oro) que lucían mozas y mayores en las grandes ocasiones. En Hoyos se continúa haciendo tamboriles y gaitas, el cuero mantiene activo algún representante en Villamiel y se siguen fabricando sillas de madera y enea en Gata.

  

 

Tradiciones

Los pueblos de la Sierra de Gata han sabido conservar sus tradiciones, manteniéndose fieles a usos y costumbres. En ese sentido, las fiestas ocupas un lugar destacado en el calendario anual de la comarca; algunas puramente religiosas y otras de orígenes tan remotos que nos trasladan hasta las tradiciones paganas, como el Capazo en Torre de Don Miguel. Fiestas como San Blas en Cilleros, Valverde del Fresno, o Moraleja. Las de Santiago en Gata o Villamiel, San Antonio en Cadalso, la Enramá en Hernán Pérez, los Santitos en Torrecilla y Santibáñez el Alto, la Semana Santa en Robledillo de Gata, la Pasión en Torrecilla de los Ángeles, el Pino Marro en Descargamaría… antiguas costumbres de salvas de pólvora y capeas de toros, enriquecidas con otros elementos festivos. Especial mención merece la Fiesta del Árbol en Villanueva de la Sierra, considerada la fiesta más antigua del mundo (desde 1805) que celebra homenaje al árbol.

Otros Idiomas - Google Translator Otros idiomas


Compartir y difundir a través de Facebook ¿Quieres compartir?



Contacta con Turisgata Contacto

927 51 46 95

turisgata@gmail.com


Buscar establecimientos en la Sierra de Gata Buscador de Locales